Levis y Google desarrollan la siguiente era de la industria textil
junio 8, 2016

Las prendas que se doblan solas ya no son sólo parte de la ficción

Tecnología del futuro: Las prendas que se doblan solas ya no son sólo parte de la ficción.

Las nuevas tecnologías han hecho un poco más fácil la vida de las personas en general, sin embargo, si hay un colectivo que se ha visto especialmente beneficiado ese es sin duda el de las amas de casa, quienes en las últimas décadas han visto como las pesadas tareas de lavar y tender la ropa se han simplificado mucho gracias a la creación de las lavadoras y las secadoras.

En el día de hoy las personas que se dedican al cuidado del hogar tienen un nuevo motivo para estar satisfechas. La causa la tiene FoldiMate una máquina que toma las prendas de ropa y las dobla dejándolas en un estado impecable y ahorrando mucho tiempo y esfuerzo en la realización de dicha actividad.

Por si fuera poco, la máquina también incluye chorros de vapor de agua que inciden sobre las prendas de ropa antes de doblarlas. Esto ayudará a reducir todo tipo de arrugas para facilitarte incluso la tarea de tener que doblarlas, y dejándolas listas para usar.

FoldiMate permite doblar hasta veinte prendas de manera simultánea y en tan sólo unos segundos, por lo que acabar con la difícil y costosa tarea de doblar la ropa podría ser muy pronto cosa del pasado.

La nueva máquina para doblar la ropa tiene unas medidas muy parecidas a las que podría tener alguna de las lavadoras o secadoras más modernas y se dispone mediante un tendedero en el que los usuarios pueden colocar la ropa, y un aparato interno que recoge dicha prenda, y posteriormente y gracias a la ayuda de unos brazos robóticos que se encuentran en su interior, la prenda comienza a doblarse hasta dejarla lista para colocar en el armario.

Hacerse con la que podría convertirse en una máquina esencial para el usuario medio del futuro tiene un coste que rondará los 850 dólares, sin embargo, ésta no se pondrá a la venta antes de 2018, por lo que aún restan dos años en los que no tendremos más alternativa que doblar la ropa por medios convencionales.

Si los enormes avances en tecnología que se han producido en los últimos tiempos comienzan a centrar sus recursos y esfuerzos en este colectivo, tal vez éste solo sea el primero de los inventos orientados hacia las tareas domésticas.

Así pues, tal vez en un futuro no demasiado lejano podríamos tener una máquina que es capaz de colocar la vajilla directamente en el lavavajillas, u otra que sea capaz de colocar la mesa, o recogerla cuando todos hayan terminado. Tal vez inventen una máquina que haga la cama después de levantarnos, o aquella que sea capaz incluso de cambiar las sábanas… ¿Podemos ponerle límite a nuestra imaginación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *